Cargando...

Todos hemos visto mangas de viento ya sea en las inmediaciones de un aeródromo o incluso en la carretera. Pero ¿sabemos interpretar los datos que nos ofrece este sencillo y útil indicador? Para determinar la dirección del viento valdría un simple trozo de tela. Las mangas de viento están diseñadas para ofrecernos mucha más información y mucho más útil.

Su longitud varía, según las especificaciones de la FAA—Administración Federal de Aviación—. Las mangas de viento miden desde 1,2 metros hasta los 3,6 metros. Su diámetro va de los 30 a los 90 centímetros en su parte más ancha. Una manga de viento ha sido diseñada con el propósito de que se oriente en la dirección del viento. Indica así la dirección en la que este sopla en la superficie y por lo tanto facilitando las maniobras de las aeronaves.

También previene a los conductores por dónde soplará el viento al atravesar un puente, por ejemplo, donde las habremos visto con frecuencia. Pero el viento se define no solo por su dirección, también por su intensidad. Ambos factores son decisivos para las operaciones de algunas aeronaves como los globos.

DISEÑO DE UNA MANGA DE VIENTO

Y aquí es donde se explica su diseño en dos colores que se compone de cinco tramos alternos de rojo y blanco. Su forma se va estrechando hacia el extremo que se orienta hacia el viento. Los colores no se han elegido al azar, se trata de colores que destacan sobre el entorno y son bien visibles incluso desde largas distancias.

Cada uno de estos tramos representa 3 nudos, o lo que es lo mismo 5,5 kilómetros por hora. Esto significa que cuando vemos que la manga se levanta únicamente en su tramo inicial, de color rojo, el viento que está soplando en ese momento lo hace a 3 nudos. Cada uno de los tramos que se pongan horizontales indicará un incremento de la velocidad en otros 3 nudos. Una manga de viento totalmente horizontal indica un viento de 15 o más nudos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *